El nombre de un lugar, Trieste

| |


Jerusalem,2004. Belkys Arredondo Olivo

Me senté en un café de San Francisco
El hombre de la máscara de asesino
era blando por dentro como el vientre de su víctima.

El nombre del lugar, Trieste,
como el nombre de la ciudad portuaria de donde salió mi barco hacia Palestina.
Allí fui como un clavo joven y nuevo,
desde allí me golpearon como con un martillo
a través de todo el Mediterráneo
hacia Palestina.

Nada desaparece del mundo:
lo que eran tres mástiles en el barco
Ahora son tres suspiros hacia dentro, hacia mi interior.

2 comentarios:

La Gata Insomne dijo...

Qué buena tu foto y qué envidia andariega

El poema es desgarrador....

Allí fui como un clavo joven y nuevo,
desde allí me golpearon como con un martillo
a través de todo el Mediterráneo
hacia Palestina.

gracias AMIGA estimadísima

vestir la sombra dijo...

a tí gata por existir

.