Dos poemas de Ruth Vidaurre

| |

No soy la única que palpa laberintos en el agua
ya lo sé
conozco lo intangible de sus rostros intactos
voces que sin conocerme responden
y se inclinan con la reticencia de una siembra herida

Mientras mi sien convierte en canto
esa palabra
que dejé entre las hojas
cuando fui verano
cuando fui vientre de tiempo en las cigarras

.....

Los caminos del silencio
Desatan algarabías de silencios
En mis caminos

Creen que no los escucho
Me imaginan abstraída en el próximo poema
Tratando de restañar la última herida voraz
O aquietando pies de grietas abiertas ….en caminos ripios


Y … se tornan osados los corderos: exigen sus lanillas
Argumentando la pequeñez de sus primaveras

Exigen ubre y miel…
Aún a los riachuelos que alimentan las colinas
Con sus balidos de cristal

Las tejedoras abren sus telares …. Y les asombran los colores,
Las texturas, las lecturas de sus leyendas

Sus intercambios de cobijos y paisajes….
Les hacen llorar desde el nombre de su propia estrella

Y se restaña el festín
Y se encienden los velones

Un niño no nacido me insta guirnalda en mano

3 comentarios:

Georgia dijo...

Gracias...por compartir estos buenos poemas...te abrazo

vestir la sombra dijo...

Ruth tenía un excelente trabajo realizado.

Muy callada y secreta.

Murió en Enero.

Lena dijo...

Oh!

Me queda un nudo.

Suena su música en mi cabeza y me entero que partió.

Helada.

.